bookmark
Dónde Jugar

Las reglas del  backgammon

Juego clásico de habilidad y de estrategia, el backgammon tiene reglas bastante simples de aprender. El secreto de la victoria es saber usar de la mejor manera posible las reglas para bloquear al adversario y ser el primero en extraer todas las fichas del juego. A pesar de que el backgammon es común a muchas culturas diversas, las reglas son muy similares en cualquier lugar que se juegue.


Para jugar al back gammon se usa una mesa sobre la cual existen 24 triángulos con colores alternandos, 12 para cada parte, con las puntas hacia el interior. Los triángulos son llamados “points”, Puntas. La mesa está dividida en dos partes por una barra vertical, llamada “barra”, que crea dos secciones llamadas tablero interno y tablero externo de cada jugador. En el backgammon se enfrentan dos jugadores sentados uno frente al otro. Los triángulos son enumerados a partir del tablero interno de cada jugador, donde el número 1 de un jugador corresponde al número 24 del adversario.

Cada jugador juega con 15 fichas de un mismo color. Por lo general los colores usados para las fichas son el blanco y el negro, el rojo y el blanco o el rojo y el negro. Cada jugador dispone las fichas de acuerdo a las reglas de inicio del juego. El movimiento de las fichas está determinado por el valor obtenido en el lanzamiento de los dos dados. Además de los dos dados, para jugar se usa un tercer dado con seis lados sobre el cual se muestran los números 2, 4, 8, 16, 32 y 64 que indican  los dobles efectuados durante la partida. El objetivo del juego es llevar todas las fichas al propio tablero interno y lograr extraerlos antes que el adversario.


Disposición inicial de las fichas
Inicialmente las fichas se disponen en los cuatro cuadrantes del tablero de acuerdo a estas reglas: dos fichas sobre el triángulo 24, cinco fichas sobre el triángulo 13, tres fichas sobre el triángulo 8 y cinco fichas sobre el triángulo 6. Dada la enumeración de los triángulos, la disposición crea una imagen doble de las fichas de los dos adversarios.


Movimiento de las fichas
Para definir quién entre los dos jugadores hace la primera movida, cada adversario lanza uno de los dos dados. El jugador que obtiene el número más alto comienza a jugar usando los números que salen en este primer lanzamiento. En caso de empate, los dados se lanzan de nuevo hasta obtener dos números diversos. Los números que salen en el lanzamiento de los dados definen cuántos puntos se van a mover las fichas. El movimiento de las fichas es en dirección de los triángulos enumerados con los números más bajos, de acuerdo a las siguientes cuatro reglas:


  1. Una ficha puede ser movida únicamente hacia un triángulo “abierto”, sobre el cual no se colocan dos o más fichas del adversario, en cuyo caso la Punta no es accesible.
  2. Cada número define la movida separada, lo que permite mover dos fichas o mover la misma ficha dos veces.
  3. Si el resultado del lanzamiento da dos números iguales, el jugador tiene el derecho de mover la ficha cuatro veces.
  4. En el backgammon el jugador está obligado a usar ambos números que salen en el lanzamiento de los dados. Si eso no es posible, debe usar al menos uno. Si ningún número es utilizable, el jugador pierde el turno de juego y se detiene. Si ambos números pueden ser utilizados, pero el uso de un número perjudica el uso del segundo número, entonces se usa el número más alto. Si se obtiene un número doble y no es posible usarlo las cuatro veces, se usa cuantas veces sea posible.

Comer, reingresar y extraer las fichas
En el back gammon es posible “comer” las fichas del adversario. Esto sucede cuando un triángulo está ocupado por una sola ficha y el adversario con su movida mueve la propia ficha sobre esta Punta.  En este caso la ficha existente es comida, extraída del tablero y colocada sobre la barra que divide los dos tableros. El jugador debe hacer reingresar su ficha en el cuadrante más lejano, donde los triángulos están numerados del 24 al 19, 1 a 6 del adversario.
Hasta que las fichas comidas no son reingresadas al juego, el jugador no puede hacer ninguna otra movida.

Para hacer reingresar a las fichas, por lo menos un triángulo correspondiente al número que sale en el lanzamiento de los dados debe estar abierto, es decir, no estar ocupado por dos o más fichas del adversario. Si ninguna Punta está libre, el jugador que debe hacer reingresar una ficha pierde el turno. Si el jugador tiene una única ficha para hacer reingresar y encuentra una Punta disponible, puede utilizar el segundo número que sale en el lanzamiento de los dados para una movida.

Para poder comenzar a extraer las fichas, éstas deben encontrarse todas en la mesa interna de cada jugador.


  • Las fichas se extraen de acuerdo al número que sale en el lanzamiento de los dados. Suponiendo que salen los números 6 y 3, el jugador puede extraer dos fichas, una colocada sobre el 6 y una sobre el 3.
  • Si sobre los triángulos correspondientes a los números que salen no se colocan fichas por extraer, el jugador debe efectuar movidas regulares como hizo para llevar las fichas a “casa”, desplazando las fichas colocadas sobre las puntas correspondientes a los números más altos.
  • Si sobre las puntas más altas no se colocan fichas para efectuar la movida, el jugador extrae una ficha de la Punta con el valor más alto y en donde existe todavía fichas por extraer.
  • El jugador no tiene la obligación de extraer sus fichas si tiene la posibilidad y prefiere efectuar otras movidas aún posibles al interior del propio tablero interno.
  • En el caso de que durante la extracción de las fichas una es comida por el adversario, el jugador no puede continuar más extrayendo otras hasta que no haga reingresar la ficha comida y no la lleve a su propio tablero interno.

La regla del doble
La regla del doble es relativamente reciente y fue introducida en los Estados Unidos en 1928. En una partida de backgammon los jugadores se ponen de acuerdo sobre la apuesta en juego. Durante la partida, cada jugador tiene el derecho de duplicar la apuesta, cosa que solamente requiere hacer si siente que está en ventaja con respecto al adversario. El doble puede ser hecho únicamente cuando llega su turno y antes de lanzar los dados. El adversario puede aceptar o rechazar el doble de la apuesta. Si rechaza pierde la partida y el punto, si acepta el cubo del doble pasa a su propiedad y sólo él puede pedir otro doble.

También para los siguientes dobles se usan las mismas reglas de aceptación, rechazo y paso de propiedad del dado del doble. Sin embargo, en teoría pueden hacerse infinitos dobles, por lo general no se superan más de cuatro dobles en la misma partida, indicados por el número 8 en el dado del doble.


Los niveles de ganancia
Existen tres niveles de ganancia en el backgammon y dependiendo de la situación de juego del adversario:


  1. Si el adversario ha extraído también por lo  menos una ficha, entonces la victoria del jugador es única.
  2. Si el adversario no extrajo ninguna ficha, entonces la victoria es el doble del valor indicado por el cubo y que representa la apuesta actual. Esta victoria es llamada Gammon.
  3. Si el adversario no extrajo ninguna ficha y tiene todavía fichas por reingresar, la victoria triple, siempre con respecto a la cantidad de la apuesta en aquel  momento del juego. Esta victoria es llamada Backgammon.